Ride Tag

Uno de los problemas más habituales en las fachadas, escaparates, puertas, mobiliario urbano y transportes públicos es el de los grafitis. Prácticamente ninguna superficie se escapa de las pintadas que ensucian las ciudades, una práctica que se ha convertido en un quebradero de cabeza para los propietarios de edificios, empresarios y administración pública.
Con el paso del tiempo los edificios envejecen y necesitan renovar elementos estéticos y estructurales. La fachada es una de las partes que más sufre, pues está expuesta a la polución y a la climatología. Esto puede provocar la aparición de manchas, humedades, grietas y desconchones que no solo afean sino que pueden provocar daños mayores si no se solucionan a tiempo.