Tratamientos de Suelos

Limpieza, Protección y Tratamientos para Suelos

Los suelos son una de las superficies que más sufre y se deteriora con el paso del tiempo. Líquidos vertidos, tránsito de personas, arañazos al arrastrar objetos… Son muchas las causas por las que un suelo pierde su brillo y su apariencia en poco tiempo.

Si es importante la limpieza de fachadas para mantener en buen estado los edificios, aún más necesaria es la conservación de suelos, ya que están sometidos a gran desgaste. Algunos pavimentos son realmente espectaculares pero muy delicados: piedra natural, terracota, mármol, madera… Uno de los principales problemas de estos materiales es su elevada porosidad, lo que los hace especialmente sensibles a la absorción de manchas.

 

Una de nuestras especialidades es la protección de suelos mediante tratamientos que impidan que la suciedad penetre bajo su capa más superficial. Utilizamos técnicas profesionales de limpieza que no dañan los materiales y posteriormente aplicamos tratamientos específicos para cada tipo de superficie.

 

Gracias a nuestros tratamientos de suelos, los pavimentos quedan protegidos frente a agentes externos. Previamente, realizamos una limpieza profunda para eliminar en su totalidad la suciedad acumulada con el paso del tiempo. Además, retiramos todo resto de detergentes, ceras y otros productos empleados en la limpieza diaria. De esta forma, el suelo queda perfectamente limpio y preparado para recibir el tratamiento protector.

 

Una vez limpia y seca la superficie del suelo, aplicamos el producto adecuado a cada material, según su ubicación y la intensidad de uso. Los suelos expuestos a la humedad y la lluvia se protegen con tratamientos hidrófugos, idóneos para piedra, cemento, terracota, madera y otros materiales porosos. Estos productos están especialmente diseñados para prevenir la formación de hongos, verdín y eflorescencias y manchas de humedad.

¿QUIERE CONTRATAR EL SERVICIO DE TRATAMIENTOS PARA SUELOS?

 

¡CONTACTE CON RIDE!