¿Qué debo tener en cuenta a la hora de limpiar los grafitis de mi fachada?

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de limpiar los grafitis de mi fachada?

Los grafitis son un auténtico problema para comunidades de vecinos, negocios, edificios de oficinas e instituciones, entre otros. Las pintadas no solo son antiestéticas sino que resultan complicadas de eliminar.

Muchas personas desconocen cómo actuar ante un acto vandálico de esta naturaleza y el proceso de contratación de un profesional de la limpieza de grafitis. Conviene saber que nuestra empresa de protección de cristales está especializada en eliminar pintadas de las fachadas y en la instalación de láminas antigrafiti.

Hoy veremos qué aspectos se deben tener en cuenta a la hora de abordar la limpieza de grafitis en una fachada. 

La mayoría de grafitis se elimina fácilmente con la maquinaria y los productos específicos. No obstante, hay técnicas que pueden funcionar en los casos menos complicados. 

Eliminar un grafiti poco adherido con agua y cepillo

Si la pintada es superficial puedes usar un método simple:

  1. Esperar a que la superficie esté completamente seca
  2. Impregnar el grafiti con agua y frotar con un cepillo suave
  3. Aclarar abundantemente

Con este sistema no dañarás los materiales de la fachada, pero requiere tiempo y solo es adecuado para manchas superficiales. 

Eliminar un grafiti con disolventes

Si la pintada es más extensa o ha penetrado más en el material, probablemente tengas que recurrir a productos disolventes o decapantes:

  1. Elegir un producto compatible con la superficie a tratar. Para no dañar los materiales hay que tener en cuenta las características de la superficie, que puede ser porosa, lisa o rugosa.
  2. Para las superficies porosas se debe emplear un producto que penetre en el material sin dañarlo.
  3. Identificar el tipo de producto empleado para hacer el grafiti. Pueden ser muy variados y cada uno reacciona de forma diferente con los disolventes y decapantes.
  4. Leer cuidadosamente las indicaciones del fabricante del producto de limpieza de grafitis respetando los tiempos de aplicación, las cantidades y las medidas de protección personal y medioambiental.
  5. Realizar una prueba en una pequeña zona poco visible para comprobar la resistencia del material.

Eliminar un grafiti con agua a presión

El agua caliente a alta presión es el mejor aliado para la limpieza de grafitis. Suele ser la técnica más rápida y efectiva en la mayor parte de los casos. El agua a presión puede eliminar grafitis realizados con diferentes materiales y se puede aplicar prácticamente en cualquier superficie.

Para utilizar el agua a presión es importante saber qué caudal, temperatura, distancia y presión se debe aplicar en cada caso. Ten en cuenta que las superficies debilitadas y los materiales como la arenisca no admiten una presión muy elevada. 

En los casos más complicados se puede mezclar el agua a presión con algún producto químico que potencie el efecto limpiador.

Conviene tener en cuenta estos consejos:

  • Para una limpieza más eficaz, el agua a presión se debe proyectar de abajo hacia arriba.
  • Para un resultado homogéneo, es recomendable limpiar toda la superficie de la fachada. En caso contrario, se notará la diferencia entre la zona limpia y la que no se ha tratado.

Finalmente, es muy recomendable instalar láminas antigrafiti después de la limpieza. De esta forma, protegerás la superficie ante nuevos ataques.

Recuerda que nuestra empresa de protección de cristales consigue excelentes resultados en la limpieza de grafitis cuidando los materiales y respetando las normas medioambientales.

Contacta con nuestros expertos y pide presupuesto para eliminar los grafitis de tu fachada de forma rápida, eficaz y sin complicaciones.

Si te ha gustado este post sobre «¿Qué debo tener en cuenta a la hora de limpiar los grafitis de mi fachada? «, seguramente te interesará…

Ride SL. - Limpieza de Grafitis y Mantenimiento de Fachadas
anna.cano.sanz@gmail.com