¿Por qué es importante la impermeabilización después de la limpieza de fachadas?

¿Por qué es importante la impermeabilización después de la limpieza de fachadas?

La limpieza de fachadas es una labor de mantenimiento vital para conservar los edificios en buen estado a lo largo de los años. El paso del tiempo, la polución, la humedad y los actos vandálicos terminan por dañar los materiales de la superficie. 

Una vez realizada la limpieza, en nuestra empresa de mantenimiento de fachadas siempre recomendamos aplicar un tratamiento hidrofugante para conseguir una buena impermeabilización.

VENTAJAS DE IMPERMEABILIZAR DESPUÉS DE LA LIMPIEZA DE FACHADAS 

La impermeabilización de las fachadas es un paso fundamental para garantizar la durabilidad de los trabajos de limpieza y para proteger los materiales. Este proceso consigue aislar la superficie para evitar que el agua, los grafitis, el moho y el musgo penetren en la fachada y la dañen. 

Esta técnica es la única forma de garantizar que la estructura del edificio se mantiene seca y, por lo tanto, la mejor forma de conseguir que las viviendas o instalaciones estén protegidas de la humedad. 

Los principales beneficios de la impermeabilización con un tratamiento hidrofugante son los siguientes:

 

Evitar el riesgo de humedades

La humedad de la fachada suele producir moho tanto en el exterior como en el interior del edificio. El moho no solo es antiestético y dañino para la estructura, sino que puede ser perjudicial para la salud de las personas. 

 

Proteger los cimientos

Aunque tengamos la impresión de que la humedad solo está presente en la fachada, lo cierto es que el agua va penetrando poco a poco en la estructura hasta alcanzar los cimientos. Esto puede poner en riesgo la seguridad y la integridad del edificio y su reparación tiene un coste muy elevado.

 

Mejorar el confort 

Al repeler la humedad, los tratamientos hidrofugantes mejoran el aislamiento térmico del inmueble y, por tanto, el confort de las personas. Esto se traduce en que se mantiene la humedad relativa adecuada y se evita el uso de deshumidificadores. 

 

Facilitar posteriores limpiezas de fachada

Una fachada impermeabilizada con un tratamiento hidrofugante queda protegida con una capa invisible que impide que la suciedad penetre en el interior de los materiales. De esta forma, los trabajos de mantenimiento y limpieza serán mucho más rápidos, efectivos y económicos.

 

Ahorrar en mantenimiento y reparaciones

Una fachada impermeabilizada no solo facilita la limpieza y mantenimiento, sino que evita costosas reparaciones de la estructura, los cimientos y el interior del edificio a causa de los daños producidos por la humedad.

 

Como ves, las razones para mejorar la impermeabilización de los edificios mediante tratamientos hidrofugantes son muchas. 

Si quieres mantener tu edificio en buenas condiciones, consulta con nuestra empresa de mantenimiento de fachadas. Estudiaremos tu caso y elaboraremos un presupuesto personalizado.

 

Si te ha gustado este post sobre «¿Por qué es importante la impermeabilización después de la limpieza de fachadas?» seguramente te interesará…

 

Ride SL. - Limpieza de Grafitis y Mantenimiento de Fachadas
anna.cano.sanz@gmail.com