Limpiezas a alta presión: ¿cuál es la mejor forma de hacer una limpieza después de obras?

Limpiezas a alta presión: ¿cuál es la mejor forma de hacer una limpieza después de obras?

Las reformas son necesarias para modernizar el aspecto de viviendas y locales comerciales. Los resultados son espectaculares y nos sentimos como si estrenásemos casa nueva. Pero hay un aspecto que a nadie le agrada: la limpieza después de las obras. 

En nuestra empresa de limpieza de obras nos encargamos de realizar esta tarea para que puedas ahorrar esfuerzos innecesarios. No obstante, si quieres realizar este trabajo por tu cuenta, queremos darte algunos consejos que pueden ser de utilidad.

 

CÓMO LIMPIAR DESPUÉS DE UNA OBRA 

 

Las reformas integrales implican levantar suelos, tirar azulejos, alisar paredes, colocar escayola. Todas estas labores generan gran cantidad de polvo y de manchas resistentes, como las de cemento.

Una de las cosas más importantes que debe hacer es prevenir. Es decir, proteger ventanas, puertas y muebles antes de empezar la obra. De esta forma, la limpieza resultará más sencilla. Si no vas a cambiar el suelo también puedes cubrirlo para protegerlo de manchas y golpes. 

Antes de comenzar la limpieza después de la obra debes protegerte con mascarilla, guantes, gafas y gorro. Así evitarás inhalar polvo, mancharte en exceso y producirte quemaduras con disolventes y otros productos químicos. 

Los techos y las paredes se pueden limpiar con una esponja suave o una mopa ligeramente húmeda. Si limpias en seco, el polvo se moverá de un lado para otro. Las ventanas se limpian bien con agua y amoniaco o con limpiacristales. Sin embargo, si hay manchas de pintura o yeso tendrás que rascarlas primero.

Ayudarte de la tecnología te facilitará la labor. Una aspiradora será indispensable para eliminar el polvo del suelo. Si la suciedad es mucha, puedes utilizar una barredora-aspiradora profesional y productos especiales para eliminar manchas de cemento, pintura, yeso, cola, etc. No olvides repasar las esquinas y los marcos de puertas y ventanas. Lee bien las recomendaciones de uso de cada producto.

La limpieza de alta presión es, sin duda, la forma más eficaz de eliminar la suciedad generada por las obras. Las máquinas profesionales, como las que utilizamos en nuestra empresa de limpieza de fachadas, eliminan todo tipo de manchas por muy incrustadas que estén. Con la regulación de caudal y presión adecuadas y los accesorios específicos, también son idóneas para limpiar ventanas. 

Eliminar por completo la suciedad de una obra es una tarea agotadora, ya que habrá que repetir el proceso varias veces hasta dejarlo todo limpio. 

Por ese motivo, contratar una empresa de limpieza de obras puede ser la mejor opción para obtener excelentes resultados en poco tiempo y evitando esfuerzos innecesarios. 

En nuestra empresa realizamos limpieza a alta presión para eliminar la peor suciedad. Si necesitas poner a punto tu casa después de una reforma, pídenos presupuesto sin compromiso. ¡Te sorprenderán los resultados!

 

Si te ha gustado este post sobre «Limpiezas a alta presión: ¿cuál es la mejor forma de hacer una limpieza después de obras?» , seguramente te interesará…

Ride SL. - Limpieza de Grafitis y Mantenimiento de Fachadas
anna.cano.sanz@gmail.com