Limpieza de fachadas: principales causas del deterioro de la fachada

Limpieza de fachadas: principales causas del deterioro de la fachada

Los edificios actuales, tanto residenciales como comerciales, son construcciones hechas para durar. Sin embargo, para que se conserven en buen estado por más tiempo necesitan algunos trabajos, como el mantenimiento de fachadas.

Las labores de mantenimiento incluyen la limpieza a alta presión, la revisión de los soportes y paramentos, la reparación de pequeñas fisuras o humedades y, en ciertos casos, la sustitución de materiales deteriorados.

 

¿QUÉ CAUSA EL DETERIORO DE UNA FACHADA?

Los motivos por los que una fachada se deteriora son varios. El paso del tiempo, la acumulación de suciedad y la acción de los agentes climatológicos son algunas razones, pero no las únicas.

 

La humedad y el agua

El agua es el elemento que más influye en el deterioro de las fachadas. La aparición de humedades en la fachada es síntoma de una mala impermeabilización. Su origen puede encontrarse en la fachada, el tejado, las juntas, los revocos, etc.

La humedad ambiental puede penetrar en la fachada y condensarse en las zonas más frías. Por este motivo, los edificios cercanos al mar y a los ríos son más propensos a sufrir problemas de humedad.

La lluvia es otro agente que provoca daños. El agua de lluvia arrastra consigo el polvo en suspensión y otras partículas, depositándolo en las superficies. Como consecuencia, pueden aparecer manchas, hongos y otros microorganismos. La limpieza a alta presión puede eliminar las manchas, pero para una buena prevención es necesario un correcto mantenimiento de la fachada.

 

La contaminación atmosférica

La contaminación atmosférica es otra de las causas de deterioro de las fachadas, especialmente en las grandes ciudades. Las partículas procedentes de la combustión de los motores contienen dióxido de azufre.

Esta sustancia en combinación con la humedad ambiental produce elementos muy ácidos que afectan a la capa externa de las fachadas. Este fenómeno se aprecia en muchos edificios históricos, en los que la piedra parece disolverse.

Las esporas y semillas que se esparcen en primavera y verano se adhieren a las superficies. En el caso de los edificios, suelen concentrarse en los rincones afectando a su aspecto y erosionando la superficie.

Si no se pone solución, pueden llegar a aparecer pequeñas plantas que crecen en grietas. Las raíces introducen más humedad hacia el interior, lo que aumenta en tamaño de las fisuras. Así comienza una espiral de deterioro que puede tener graves consecuencias.

 

Otras causas de deterioro

La humedad ambiental contiene sales disueltas en el agua. Este fenómeno, conocido como salinidad, tiene un efecto similar al de la contaminación.

Ciertos materiales absorben agua y aumentan de tamaño. Es lo que se denomina expansión hídrica y puede producirse en fachadas cerámicas como las de obra vista.

El mortero, o mezcla de arena y cemento, puede sufrir expansión si no se ha fraguado correctamente. Las consecuencias son roturas y desprendimientos de material.

Si quieres evitar estos problemas en tu edificio, consulta con nuestra empresa de limpieza de fachadas. Estudiaremos la mejor solución para el mantenimiento de tu fachada.

 

Si te ha gustado este post sobre «Limpieza de fachadas: principales causas del deterioro de la fachada» seguramente te interesará…

Ride SL. - Limpieza de Grafitis y Mantenimiento de Fachadas
anna.cano.sanz@gmail.com