Láminas antigrafiti: cómo mantener tu escaparate a salvo de pintadas

Láminas antigrafiti: cómo mantener tu escaparate a salvo de pintadas

Mantener en perfecto estado el escaparate de tu negocio es una ardua tarea que puede verse complicada por actos vandálicos como arañazos, grafitis o pintadas. Estas “firmas” deterioran la imagen de tu negocio, por lo que lo más recomendable es eliminarlas cuanto antes. 

La limpieza de grafitis siempre debe ser realizada por una empresa de protección de cristales, que dispone de las técnicas y productos específicos para tratar cada tipo de grafiti sin estropear la superficie. Además, te ayudan a prevenir nuevos daños con la instalación de láminas antigrafiti. 

La mayoría de productos con los que se realizan las pintadas están fabricados a base de ácidos que queman y corroen el vidrio, por lo que su eliminación es difícil pero no imposible, si lo dejas en manos de profesionales. 

Cuando se producen arañazos, además de la limpieza de los grafitis se puede pulir el cristal para devolverle su transparencia. Esta técnica solo se puede realizar dos o tres veces, dependiendo del grosor del tipo de vidrio, por lo que después de este tratamiento conviene instalar una lámina antigrafiti. Esta película prácticamente imperceptible está formada por múltiples capas de materiales de alta tecnología que ofrecen una elevada resistencia y protegen el cristal ante este tipo de actos vandálicos.

Las láminas antigrafiti son autoadhesiva y muy fáciles de colocar, sin molestias y sin necesidad de desmontar el cristal. Si resulta dañada, es muy rápido sustituirla ya que el vidrio habrá quedado intacto. Estas películas suelen estar reforzadas con una capa antirrayaduras y se pueden aplicar en cualquier superficie lisa y no porosa, como el metal. Su acabado transparente previene el vandalismo de forma económica y sin molestia alguna para ti.

Una ventaja adicional de las láminas antigrafiti es que, en caso de impacto, hacen que los fragmentos de vidrio queden unidos y adheridos a la película adhesiva, evitando la proyección de cristales y previniendo daños en las personas o los objetos. En caso de incendio, retrasan la propagación del fuego y evitan el estallido de cristales. Además, actúan como elemento disuasorio ante intentos de robo.

No dejes que tu negocio pierda prestigio por culpa de los grafitis. Si tienes este problema, acude a una empresa de protección de cristales que elimine las marcas y proteja el vidrio frente a las agresiones. 

En nuestra empresa de protección de cristales te podremos aconsejar sobre cuál es el mejor método de limpieza de grafitis y qué tipo de lámina protectora te conviene más. Nosotros nos encargamos absolutamente de toda la instalación.

 

Si te ha gustado este post sobre “Láminas antigrafiti: cómo mantener tu escaparate a salvo de pintadas, seguramente te interesará…

Ride SL. - Limpieza de Grafitis y Mantenimiento de Fachadas
anna.cano.sanz@gmail.com