Mantenimiento de fachadas

Uno de los peores problemas que puede sufrir la fachada de un edificio es la falta de mantenimiento. Una pequeña grieta, un poco de suciedad, un grafiti que no se limpia… y a la larga el deterioro es tan grande que el coste de la rehabilitación es muy elevado.
Cuando paseas por las calles de una ciudad cualquiera salta a la vista cuáles son los edificios que invierten en el mantenimiento de sus fachadas y cuáles no. Los edificios se van deteriorando con el paso de los años y su aspecto ajado contrasta enormemente con las nuevas construcciones realizadas con materiales modernos.