Limpieza Alta Presión

La suciedad puede adherirse con gran fuerza a las superficies, lo que hace muy complicado eliminarla sin dañar los materiales. Esto se debe, principalmente, a que las partículas de polvo y otras sustancias pueden tener una carga electrostática opuesta a la de la superficie, lo que produce un efecto imán. 
La limpieza a alta presión es muy útil para deshacernos de esos grafitis que estropean nuestras paredes o de la suciedad incrustada en las fachadas de los edificios. Este tipo de manchas de pintura, de cal o de polución no son fáciles de eliminar con otros sistemas.