Blog

El verano es la época del año en la que la actividad empresarial suele ser más reducida. Algunos negocios cierran por vacaciones, especialmente en agosto. Sin embargo, un negocio no debe parar nunca. Este periodo es perfecto para poner al día locales y naves: pintar, limpiar, renovar mobiliario, etc. También es un buen momento para realizar el mantenimiento de fachadas.

La crisis sanitaria ha hecho que las empresas de desinfección y limpiezade superficies sean más necesarias que nunca. Los gérmenes, la suciedad y las impurezas que se acumulan en los espacios exteriores no solo producen un efecto estético desagradable sino que pueden convertirse en un...